top of page
  • Foto del escritorHalvisegur

LAS TRES BARRERAS

Llegó un discípulo de Sócrates con él, y le dijo:

  • Maestro, quiero contarte cómo un amigo tuyo estuvo hablando de ti con malevolencia….

Sócrates lo interrumpió, diciendo:

  • Espera ¿Ya hiciste pasar a través de las tres barreras, lo que me vas a decir?

  • ¿Las tres barreras?

  • Sí –replicó Sócrates -, la primera es la VERDAD. ¿Ya examinaste cuidadosamente si lo que quieres decirme, es verdadero en todos sus puntos?.

  • No, lo he oído decir a unos vecinos….

  • Pero al menos lo habrás hecho pasar por la segunda barrera, que es la BONDAD. Lo que quiere decir. ¿es por lo menos bueno?

  • No, en realidad no, al contrario….

  • ¡Ah!  – interrumpió Sócrates -, entonces vamos a la tercera barrera. ¿Es NECESARIO que me cuentes eso?.

  • Para ser sincero, no. Necesario no es.

  • Entonces – sonrío el sabio -, sin no es VERDADERO, ni BUENO, ni NECESARIO… sepultémoslo en el olvido.


77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page